La Gran Nivelación: Chichen Itzá


YUCATAN Sábado 12 de Diciembre, 2009: Los descubrimientos modifican el actual conocimiento que se tienen sobre esta “ciudad cosmopolita” maya, la cual es más grande y antigua de lo que se creía. Por vez primera se hallaron chultunes y cisternas, construidas para la obtención de agua de lluvia, los cuales son comunes en áreas donde se carece de cenotes, tal el caso de las ciudades precolombinas del sur del Estado, como Uxmal y Oxkintok, entre otras.

Los principales edificios del conjunto arquitectónico de Chichén Itzá están sobre una subestructura de seis hectáreas que sirvió de basamento y cimiento, e incluso, para la defensa militar.

Especialistas de diversas disciplinas presentaron los resultados preliminares del estudio que en la zona arqueológica se efectúa, cuyos hallazgos modifican el actual conocimiento que se tienen sobre esta “ciudad cosmopolita” maya, la cual es más grande y antigua de lo que se creía.

la-gran-nivelacion-chichenitza

En conferencia de prensa se informó que con base a instrumentos de precisión, de tecnología de punta, se sabe que la actual dimensión de la zona arqueológica oscila en 30 kilómetros cuadrados, detectando más de mil estructuras precolombinas y calzadas, así como cenotes.

El jefe del proyecto “Chichén Itzá; Estudio de la comunidad Clásico Tardío (600 – 900 dC)“, Rafael Cobos Palma, destacó los numerosos hallazgos obtenidos en 11 meses de trabajo de campo, el cual generó 97 empleos temporales.

Con un presupuesto superior a tres millones de pesos se efectuaron los estudios en las cuatro excavaciones de nivelación de El Castillo.

Apuntó que con estos hallazgos cambia el panorama de lo que actualmente se conoce de esta cultura mesoamericana, al mismo tiempo que se tiene un amplio panorama de la gente que habitó ésta “urbe hegemónica“, y al mismo tiempo, numerosas dudas.

La “Gran Nivelación”

Entre los principales hallazgos está la “Gran Nivelación“: subestructura de seis hectáreas y que data, posiblemente, del siglo X de nuestra era, cuya función es diversa.

Cobos Palma detalló que está ubicada debajo del último conjunto arquitectónico de Chichén Itzá, que comprende El Castillo, el Templo de Venus, el Templo de los Jaguares y el Gran Juego de Pelota.

Incluso, aseveró que el Juego de Pelota fue la última gran estructura construida dentro de este conjunto arquitectónico, después del Templo de Venus y de El Castillo, aproximadamente, en el siglo XI dC.

La Gran Nivelación es un relleno constructivo con una altura entre uno a cuatro metros, cuya construcción pudo durar más de seis años, para lo cual se trabajó con rocas labradas de hasta 100 kilos.

Hasta el momento, en el interior de ésta se hallaron cinco subestructuras, pero “estoy seguro de que habrán más”.

Dijo desconocer el volumen de esta subestructura, y del número de hombres que pudieron participar, sin embargo, aseveró que “no hubo problemas con la mano de obra” en esta ciudad cosmopolita.

Las excavaciones hechas demuestran que en el costado oeste de El Castillo, hay una muralla que sirvió para la defensa bélica, pero que en general, la Gran Nivelación sirvió como andador del sitio declarado en 1988 y desde el pasado 7 de julio de 2007, Patrimonio de la Humanidad así como una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo.

Todo ello, antes del gran debacle económico, social y político de ésta ciudad maya.

Dimensión del sitio.

En este estudio multidisciplinario en el que participan especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y la Universidad Autónoma de Yucatán ((UADY) se obtuvo que Chichén Itzá es más grande de lo que se preveía, y su extensión oscila entre 25 a 30 kilómetros cuadrados.

“Aproximadamente, a cinco kilómetros del costado norte de El Castillo hay estructuras prehispánicas, y la misma dimensión es con los lados sur, oriente y poniente, que corresponden al período de apogeo”, subrayó.

Aunque, reconoció que el área protegida sólo es de siete kilómetros cuadrados, área en la cual también su ubican diversas comisarías como Pisté y San Felipe.

En la década de los años 20’s del siglo XX, el Instituto de Carnegie de Washington realizó el primer plano del sitio, detectando 275 estructuras en un área de ocho kilómetros cuadrados.

A finales de los setentas del siglo pasado, aumentó de manera notable la poligonal envolvente del sitio, la cual actualmente abarcan más de mil estructuras, 10 calzadas, así como juegos de pelota, cenotes, e incluso, cisternas y chultunes.

Comentó que en casi un siglo de investigaciones efectuadas en el sitio se documenta a la ciudad que floreció entre los siglos X y XI de nuestra era, sin embargo, se desconoce las características que tenía antes del 900 de nuestra era.

Para ello, un grupo multidisciplinario de investigadores optaron por estudiar la cerámica, arquitectura, escultura, restos esqueléticos de seres humanos y de fauna comestible, y así “poder explicar el proceso de civilización que ocurrió en Chichén Itzá antes del 900 dC“.

“Con estas aportaciones hay que modificar todo lo que actualmente se conoce de Chichén Itzá, y la cultura maya”, acotó.

En el evento, el bioarqueólogo Andrea Cucina destacó la importancia del estudio de los restos óseos hallados, para comprender los conceptos funerarios, así como entender cómo vivían, comían y sufrían, etc.

Se busca comprender la dinámica de la vida cotidiana de los mayas de Chichén Itzá“, reiteró.

Asimismo, el también bioarqueólogo Christopher Gotz Schmidt se encarga de los restos óseos faunísticos, para conocer su uso ritual, así el impacto ambienta que provocó con la ingesta de comida cárnica, y hasta el momento no ha encontrado “basureros de huesos de animales”.

Por su parte, Guillermo de Anda Alanis informó que de los siete cenotes hallados en Chichén Itzá, con tecnología de punta ya se exploró tres de ellos.

El responsable del estudio de la Gran Nivelación comentó que ya se detectaron restos óseos y carbón, para datar por medio de carbono 14 la fecha correspondiente a la construcción de esta subestructura.

Afortunadamente, se halló debajo de un piso de estuco, lo que permitirá un mejor estudio.

Ver: HISTORIOGRAFÍA DE LA GRAN NIVELACIÓN DE CHICHÉN ITZÁ (22 páginas). | ANALISIS ESPACIAL DE LA GRAN NIVELACION Y SU ESPACIO CIRCUNDANTE (16 páginas).

Fuente: YUCATAN AHORA: 12/12/2009